La historia de las guitarras Gretsch comienza allá por el siglo XIX. Friedrich Gretsch, el fundador de Gretsch Musical Instruments, emigró a los Estados Unidos en 1872 a la edad de dieciséis años. En 1883 abrió un pequeño negocio en el que fabricaba baterías, panderetas y banjos. Murió doce años después, pero en ese transcurso, Friedrich sentó los cimientos de una dinastía musical que aún perdura a día de hoy.

Cuando Friedrich murió en 1895 durante una visita a Alemania, su hijo de quince años, Fred Sr., asumió el control de la empresa, que en aquel momento tenía su sede en Brooklyn. Fred promocionó con éxito el negocio y la marca y se forjó una muy buena reputación. Se hablaba sobre todo del alto control de calidad al que sometían a sus instrumentos. En 1916 la empresa se expandió, convirtiéndose en uno de los más destacados fabricantes de baterías y banjos en los Estados Unidos.

friedrich-gretsch.jpg

En 1920, la empresa se expandió nuevamente, convirtiendo a Gretsch Musical Instruments en la fábrica de instrumentos musicales más grande del mundo. Fred Sr. sabía que la clave del éxito era escuchar y responder a las necesidades del consumidor. Hasta ese momento, su principal mercado era el de las baterías y los banjos, pero a medida que los gustos musicales cambiaron, también lo hizo el mercado potencial de las guitarras, y es por eso que Gretsch comenzó a producir guitarras acústicas archtop y flat-top.

En 1935 se introdujo la línea de baterías Broadkaster. El nombre de Broadkaster sería un motivo del litigio entre Gretsch y Leo Fender a mediados de la década de los 50s, por el “sospechoso parecido” del nombre con la Fender Broadcaster (primera Telecaster en el mercado). También en 1935, Duke Kramer, conocido como Mr. Guitar Man debido a sus importantes contribuciones en el desarrollo y comercialización de las guitarras eléctricas Gretsch, comenzó una fructífera carrera de nada menos que 70 años en la empresa.

La primera guitarra eléctrica de Gretsch

La Electromatic, primera guitarra eléctrica fabricada por Gretsch, se empezó a comercializar en 1939. En ese mismo año, las guitarras acústicas de tapa plana se rediseñaron con una peculiar boca triangular, que sigue manteniéndose a día de hoy. También en esa misma época, el diseñador de guitarras Jimmy Webster se unió a la compañía. La participación posterior de Webster en el programa de desarrollo de la guitarra eléctrica Gretsch Chet Atkins 6120 alteraría significativamente el curso de historia de Gretsch.

Fred Gretsch Sr. se jubiló en 1942 después de preparar a sus dos hijos para que asumieran activamente el control de las operaciones comerciales. Fred Jr. y William “Bill” Gretsch habían estado trabajando en la empresa durante 15 años en ese momento. Fred Jr. asumió brevemente el puesto principal, pero lo dejó para servir como comandante en la Marina de los EE.UU. Bill Gretsch se convirtió en presidente y dirigiría con éxito la empresa hasta su muerte en 1948.

La Gretsch Factory, respondiendo a la llamada del país durante la Segunda Guerra Mundial, cesó su producción de instrumentos musicales y comenzó a fabricar enseres necesarios para la guerra. En 1946 se reanudó la producción de instrumentos musicales y Gretsch presentó el primer set de batería con doble bombo.

William “Bill” Gretsch enfermó y murió en 1948. En ese momento, Fred Jr. volvió a ocupar el cargo de presidente de la empresa.

Gretsch y el nacimiento del Rock And Roll

Poco después de la Segunda Guerra Mundial, la escena musical cambió drásticamente. La música de las Big Bands dio paso al Rhythm & Blues, al Boogie Woogie y al Country Swing. Las Big Bands fueron reemplazadas por pequeños combos, y empezaron a proliferar los salones de baile y los “honkey tonks”. Este cambio hizo que fuera más interesante económicamente fabricar guitarras eléctricas que guitarras tipo “Lap Steel”. También plantó las semillas de una nueva era que traería un éxito inmenso a Gretsch Musical Instruments Company, y que fue iniciada por artistas como Elvis Presley, Buddy Holly, Chuck Berry y Eddie Cochran. Había comenzado la era del rock and roll.

En la década de los 50s, la demanda de guitarras eléctricas Gretsch aumentó con el auge del Rockabilly y el Rock and Roll. El sonido blusero y vibrante de Gretsch era perfecto para esos estilos. Chet Atkins y Duane Eddy fueron en gran parte responsables del gran éxito de la marca. Se vendieron miles de modelos autografiados por Chet Atkins. Eddie Cochran, tocando una guitarra Chet Atkins 6120, grabó a fuego ese sonido en el cerebro de los adolescentes fans del rock and roll. Eso hizo que se vendieran gran cantidad de guitarras eléctricas a los músicos de rockabilly de todo el mundo.

eddie-cochran-guitarra-gretsch.jpg

La Gretsch White Falcon se introdujo en 1955. Curiosamente no estaba destinada a la venta, sino que se construyó como una especie de prototipo para ferias comerciales que denominaron “Guitar of The Future”. La White Falcon tuvo inmediatamente un gran éxito. De hecho, Gretsch recibió tantas solicitudes que la puso en producción. Este modelo demostró ser una lucrativa fuente de ingresos a largo plazo para la empresa.

La invasión británica

Las ventas de guitarras Gretsch se dispararon de nuevo cuando George Harrison tocó con una 1957 Gretsch Duo Jet negra en su primera aparición en el famoso show de Ed Sullivan en 1964. Después de esa actuación, muchas bandas británicas de primera línea, como los Rolling Stones, The Animals o The Who empezaron a tocar con guitarras y baterías Gretsch.

george-harrison-gretsch.jpg

En 1967, Fred Gretsch Jr. vendió la empresa a Baldwin Pianos y se retiró. La Era Baldwin se considera la peor época en la historia de Gretsch. No sólo había importantes problemas de control de calidad, sino que el Rock and Roll estaba cambiando. El Hard Rock estaba surgiendo y el mercado tendía más a guitarras con cuerpo sólido. Baldwin no comprendió ni respondió a los cambios y las ventas sufrieron mucho, y es por eso que detuvo la producción de Gretsch en 1981.

Los Stray Cats y el renacimiento de Gretsch Guitars

El interés por el sonido vibrante del Rockabilly fue revitalizado en 1982 por Brian Setzer y los Stray Cats. Brian Setzer no sólo lucía una guitarra eléctrica Gretsch 6120, sino que Slim Jim Phantom también tocaba una batería Gretsch. La influencia de Setzer en las ventas fue tremeda y duradera. En 1990, fue honrado con una guitarra exclusiva, la Brian Setzer 6120. Setzer fue tan importante para las ventas de guitarras Gretsch en las décadas de 1980 y 1990 como lo fueron Eddie Cochran y Chet Atkins en la década de 1950.

Fred W. Gretsch, bisnieto del fundador de la empresa, Friedrich Gretsch, compró la empresa a Baldwin en 1982. La producción se reanudó con nuevos productos y reediciones clásicas de guitarras eléctricas y baterías. Tuvieron un gran éxito y la demanda creció rápidamente. Bajo la dirección de la familia Gretsch, la empresa volvió a convertirse en una de las principales empresas de instrumentos del mundo.

La conexión de Gretsch y Fender

La asociación de Gretsch con Fender comenzó a fines del 2002. A diferencia de la adquisición de Baldwin, el acuerdo de producción y distribución con Fender en realidad mejoró la calidad de las guitarras eléctricas Gretsch. Fender inmediatamente comenzó a actualizar los componentes electrónicos y mejorar los procesos de fabricación. La línea Electromatic de precio medio se actualizó y se introdujeron nuevas guitarras eléctricas basadas en modelos clásicos antiguos. Esto resultó ser un éxito ya que la Gretsch Electromatic 5120 es una de las guitarras más vendidas en la historia de Gretsch. Muchos consideran que las guitarras de la era Fender son los instrumentos de mayor calidad jamás fabricados por Gretsch. Este punto de vista contrasta enormemente con aquellos que sienten que los mejores instrumentos de Gretsch se produjeron en la década de 1950.

Después de 139 años y cuatro generaciones, la empresa sigue produciendo instrumentos con artesanía hecha a mano y el inconfundible sonido de Gretsch. En Pronorte somos distribuidores autorizados de Gretsch desde hace muchos años, nos encantan sus guitarras y podemos asesorarte si tienes alguna duda.